Inicio / Destacado / ALCALDE DE SUCRE NOMBRA A LA CIDH COMO EMBAJADORES DE LA PAZ

ALCALDE DE SUCRE NOMBRA A LA CIDH COMO EMBAJADORES DE LA PAZ

Autoridades de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, fueron distinguidos con “Escudo de Armas de Sucre”, la mañana del lunes 11 de febrero, por el alcalde Iván Arciénega Collazos, durante el acto de inauguración de los 171 periodos de sesión de la CIDH, a desarrollarse en el Centro Internacional de Convenciones y Cultura.

El burgomaestre de la Capital, en su intervención enfatizó su plena voluntad y decisión de seguir construyendo, defendiendo y fortaleciendo la democracia dentro del marco de los derechos humanos y que los latinoamericanos están dando un mensaje al mundo entero de rechazo a la guerra.

No queremos que otros continentes trasladen guerras a nuestro continente”, dijo Arciniega, a tiempo de pedir  a los delegados de la CIDH a seguir llevando el mensaje de Latinoamérica para buscar integración de los pueblos.

Asimismo, Arciénega informó, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, a los invitados especiales y población en general, que la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas declaró para el año 2019 a Sucre como la  “Capital Iberoamericana de la Paz”; por lo que se permitió invitar a todos a este magno evento.

Por su parte, el Ministro de Relaciones Exteriores, Diego Pari, destacó las gestiones realizadas para el desarrollo del 171 Sesión de la CIDH, en la Capital de Bolivia, refiriéndose a las grandes transformaciones en derechos humanos, que se realizó en el estado boliviano, construyendo una nueva Bolivia, “Nosotros creemos que no existe derechos de primera ni segunda”.

A su turno, el Ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Héctor Arce Zaconeta, resaltó la profundización de la democracia donde se mejoró el sistema de protección de los derechos humanos en el país, “Desde hace 15 años, gracias al presidente Evo Morales, en Bolivia se mejoró las políticas de estado, la distribución de la riqueza y la estabilidad social”.

En su discurso, la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Esmeralda Arosemena de Troitiño, destacó los avances en el sistema democrático boliviano y la trascendencia de rol de la mujer y los derechos humanos. Asimismo enfatizó sobre el trabajo que desarrollará la CIDH, mediante un plan estratégico global  2017-2021, a través de una definición de cinco objetivos con temas y población que serán prioridad para la Comisión.

En alusión a la ciudad de Sucre y su hospitalidad, la presidente del CIDH, destacó la limpieza, sinónimo de una ciudad blanca, universitaria y gestora de las ideas libertarias contra la opresión colonial de hace dos siglos atrás.