Inicio / Destacado / Representantes de Sucre de la escuela “Manq´a” ganan concurso:  UNA HISTORIA DETRÁS DE CADA PLATO

Representantes de Sucre de la escuela “Manq´a” ganan concurso:  UNA HISTORIA DETRÁS DE CADA PLATO

Jóvenes estudiantes de la Escuela “Manq’a” de Sucre, ganaron el primer lugar   en la categoría repostería, en la III Versión del Concurso Nacional “Creando sabor con valor nutricional e identidad”, con la presentación de la receta “Helado Fruticereal de algarrobo y quinua”; concurso desarrollado la mañana de hoy, viernes 30 de noviembre, en la ciudad de La Paz, organizado por el Movimiento de Integración Gastronómico Boliviano (MIGA) y “Manq’a”.

Los estudiantes ganadores del primer premio corresponden a la Escuela “Manq’a” de Sucre: Alicia Huarachi, María Nélida Quispe, Sonia Molina y Wendy Micaela Callahuara. Presentaron la receta “Helado Fruticereal de algarrobo y quinua”, inspirados en el producto algarrobo, quinua y miel, con una cualidad nutricional.

El algarrobo, es un árbol espinoso, sus frutos son vainas blancas, amarillentas y café de un sabor muy dulce suave y cálido, se observa en los alrededores de los ríos de Chuquisaca.

“De niños solíamos recoger los algarrobos del suelo, ya que los más maduros y dulces son los que se caen, este fruto se puede masticar y absorber el sabor y desechar la costra y semillas, queremos rescatar y transmitir ese sabor además unir el cereal con la miel y jugar todos los nutrientes convertidos en HELADO”, indicaron los estudiantes a tiempo de presentar su receta.

Diez platos fuertes y cuatro postres fueron presentados en la tercera versión del concurso “Creando sabor con valor nutricional e identidad”, en las que participaron estudiantes de “Manq´a”, de la ciudad de La Paz, el Alto y Sucre.

El Gobierno Autónomo Municipal de Sucre, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, impulsa este proyecto junto a “ICCO Cooperación” y “Manq´a”.

El Proyecto se basa en la experiencia de las Escuelas de Cocina “Manq’a”. Estas escuelas, que toman su nombre del vocablo aymara “Manq’a” (comida) y en quechua “Manka” (olla), busca inspirar a jóvenes bolivianos para crear prosperidad y oportunidades de vida revalorizando y consumiendo productos ecológicos locales, promoviendo y promocionando la riqueza y patrimonio alimentario de Bolivia.